viernes, 24 de julio de 2009

De risa si no fuese tan grave


Resulta gracioso si no fuese tan grave que el Gobierno pretende ahora buscar medidas para paliar la catastrófica temporada que se vive en el Turismo Español.


Estamos ya en mitad de temporada y poco podrán hacer en el caso de que las medidas sean efectivas y sirvan para algo.


El Turismo,almenos el Turismo Rural,lleva varios años deteriorándose por la falta de medidas,que van desde una promoción efectiva ,a un control de las escandalosas subvenciones que han llenado el sector de plazas inservibles sin el menos estudio de viabilidad.


Si es cierto que en los inicios se necesitan ayudas para potenciar la creación de empresas en el medio rural,lo que no es admisible es que esa creación consista solo en plazas.

Cuando todavía nos encontramos que disponemos de unas infraestructuras frágiles y no aptas para la practica del turismo.


Espero que la crisis sirva al menos para reflexionar hacia donde vamos.